Luchar, espiar… escribir

Retratado en la pantalla por varios y distintos actores, George Smiley es el universalmente conocido de los devotos de Le Carré y après  Le Carré, tras debutar en su primera novela Llamada para el muerto de 1961, y aparecer en ocho novelas más —la más reciente en El legado de los espías (Planeta, 2017)—, confiriéndole al personaje una carrera literaria que se extiende por seis décadas, en las que también ha sido interpretado tanto en adaptaciones cinematográficas como televisivas. La primera vez en 1982, en la miniserie Smiley’s People de la BBC, por el inmortal Alec Guiness. Y la última, por el igualmente genial Gary Oldman en Tinker Tailor Soldier Spy, la obra maestra de Tomas Alfredson.

.

.